NEPTUNO

Este planeta forma parte de los llamados transpersonales, más allá de lo personal, por eso nos cuesta reconocer sus cualidades y su energía como propias. Poner en palabras la “sustancia” de la que están hechos los arquetipos, los símbolos, los sueños y por tanto el contenido del inconsciente colectivo, es una tarea difícil. Neptuno está poblado de imágenes.

Veamos como es esta energía, lo primero es lenta, donde prácticamente no hay actividad, el silencio, no hay sonido ni movimiento, lo que si tiene es compenetración con todo lo que existe, por ello es energía de inclusión, esta última es su cualidad más importante, una inclusión infinita, donde nada queda fuera. También nos adentra en un territorio incontrastable con la realidad, con Saturno, esto es, el sueño, la imaginación, la fantasía. En estos mundos no hay tiempo, ni límites, ni bordes, todo está dentro.

Una función de Neptuno tiene que ver con la disolución de las formas -Saturno-, erosionar el “borde” para sentirse partícipe de totalidades mayores incluyentes, este planeta anula la sensación de separación. Otra función es de resonancia, una máxima sensibilidad para hacerse eco de lo que existe muy lejos de uno mismo. El amor incondicional y universal, todos conocemos el vínculo de la madre con el hijo, que se comunican sin palabras, telepáticamente, es otra forma de traer información de manera no mercuriana. El universo visto desde Neptuno es simbiótico, todos los elementos que le componen están íntimamente ligados y participan uno de otro, nada está separado. Carutti lo llama corrientes de amor inteligente. Disuelve nuestro yo, función de despersonalización, de la que hablan los textos orientales, esa disolución del ego que ocurre con las prácticas místicas, como la meditación, donde se llega a la Unidad de todas las cosas o al éxtasis, esos estados son neptunianos, como el del sueño con imágenes, ondas theta cerebrales. El estado que tenemos cuando soñamos, es el más parecido que podemos lograr para imaginar la energía de este planeta.

Neptuno no tiene arquetipos porque es la sustancia misma del arquetipo, conforma todas las imágenes que están dentro del inconsciente colectivo, rige cualquier símbolo que resuena en nuestro interior. Poseidón y luego Neptuno son sus representaciones más conocidas, remite al agua, uno de los símbolos primordiales del mundo del sentimiento y las emociones. Está asociado a los sueños, la imaginación, los engaños, hechizos, fantasías. También al espíritu del colectivo, la despersonalización que se produce cuando formas parte de una masa está ligada a este planeta, desde la moda, al futbol o la política. Y por último el camino del misticismo, todos conocemos diferentes escuelas que usan metáforas para indicar las fases del crecimiento espiritual por su imposibilidad de explicar con palabras lo que debe ser experiencia personal e intransferible, eso es conocimiento. Neptuno se asocia a las imágenes que producen exaltación religiosa o que son símbolo de ello: devoción, amor, éxtasis.

En una carta individual, este planeta nos indica la sensibilidad a las emociones externas, la empatía, la tendencia que tenemos a ser sugestionables, fantasiosos, influenciables… Como percibimos la unidad del universo, el misticismo, el amor universal, si tenemos fe, y todo lo relacionado con la trascendencia. La tendencia a la fascinación y a los “cuelgues”, así como al engaño personal y ajeno. Y por último si me siento parte del planeta y de la especie humana, es esa sensibilidad donde cada hombre es mi hermano, cada bosque, mi jardín, etc.

El cine, la música, la moda, la publicidad son algunas de las manifestaciones más claras neptunianas. Muchas veces este planeta se manifiesta a través del encanto o la fascinación, está más allá de lo mental o ideológico, la sensación mágica de sentirse incluido en algo, o sentirme encantador, es algo que trasciende las ideas. Cuando algo está de moda, todo el mundo lo lleva sin saber por qué, está en los escaparates, lo sacan a la vez varios diseñadores sin copiarse, porque la imagen está en la mente del colectivo, forma parte de los anhelos de un grupo: son símbolos que nos hacen sentir mejor y nos sacan de nosotros mismos, incluso en la ciencia, hay momentos que se enuncian principios iguales desde distintas tribunas, está en la mente del colectivo y lo exteriorizan varios científicos al mismo tiempo. La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, con nuestro modo de vida, con lo que está pasando…” Coco Chanel. También ocurre con la música y el cine.

Se le achaca a Neptuno todo tipo de engaños y encantamientos, como el de las sirenas. Así como las tendencias a escapar de la realidad a través del alcohol o las drogas, crear mundos de ensoñación donde no hay límites y nada está fuera. La emoción negativa de Neptuno es la separación, no como Saturno de soledad, sino de exclusión, nos sentimos expulsados del paraíso, nos echaron del edén, y ahora anhelamos esa unidad.

El enamoramiento, en su manera de hechizo, enganche, encantamiento, tiene mucho que ver con Neptuno, al igual que la idealización. Las fans adolescentes que siguen a un ídolo musical sienten esta fascinación, son representaciones de los anhelos de un colectivo en una época determinada, es decir, la moda entendida como tendencia en un momento dado, puede ser en las artes, el pensamiento, la religión.

Explicar a Neptuno es una tarea casi imposible, porque este planeta es TODO, absolutamente todo, ya he dicho al principio que nada queda fuera, por eso cuando se refieren a él como el de las mil “caras” es una simplificación, porque incluye todas las caras. Expresar tal energía obliga a que adopte alguna faceta, forma, manera, necesariamente limitada, al igual que el receptor también está condicionado por su propia percepción, lo que dicen los buditas: “cada uno ve lo que está capacitado para ver“. A la vez es ese “anhelo” que sostiene la vida, que nos hace intuir una realidad mayor, en otras ocasiones parece nostalgia, sentimos que ya hemos estado ahí, son breves atisbos, y aquí nos entroncamos con su vertiente mística, la fe que nos empuja porque nos remite al origen, a la unidad, a un ideal de armonía, cada uno es su interior tendrá su propio imaginario, pero todos sentimos ese “anhelo“.

El paso de Neptuno por los signos va marcando lo que el colectivo necesita incluso inconscientemente, parece que todos queremos alcanzar ese signo a través de sus símbolos. Acaba de entrar en su domicilio Piscis, ese es el espacio del zodiaco que va a impregnar al colectivo en los próximos doce años.


14 pensamientos en “NEPTUNO

  1. Me estás diciendo que nos esperan doce años de despisteeeeee , de estar en las nubes ?. Si es así vas a tener que hacer una cátedra en las disciplinas en las que te ocupas ahora. Jajajajaja.

  2. Osea que esto significa que como nuestros queridos gobernantes no son místicos aunque todavía hay algunos que los defienden (colgaos = Neptuno)….

    Me estas asustando mmucho pero mucho

  3. Me encantan tus escritos!!! Este especialmente…bienvenido Neptuno…yuhuuuu…a ver si te pasas un día por los talleres de Constelaciones Familiares y nos vemos…las conoces???

  4. Querida Isabel ,¿ Es posible que la aparición de Neptuno potencie los sueños recurrentes de nuestra historia personal y kármica ? .
    Voy a dejar mi testimonio personal : Durante años he tenido sueños repetitivos , que dejaban inconclusa la situación que se producía … normal eran sueños .
    Pero este fin de semana el sueño ha tenido resolución y la palabra que me ha dado la clave ha sido ésta : Yoga – unión .
    No me explayo , porque es personal , pero ha sido como una liberación … y mi signo zodiacal es Piscis y en el dedo índice de la mano izquierda , y en lo que en quiromancia se denomina la línea del corazón , tengo un marcadísimo tridente de Neptuno en dirección hacia este dedo , junto a un montículo muy elevado ( parte carnosa entre dedo y dedo ) así que no se si me quedan 12 años de estar entre las nubes ( soy despistada ,soñadora y a la vez con un sentido práctico en las resoluciones cotidianas ) o me doy de bruces con la realidad … jeje .
    Un saludo afectuoso y un superabrazo Isabel .

  5. Querida Mari Carmen, por supuesto y más si eres Piscis, significa que tu expresas esa energía, eres esa energía. Neptuno acaba de entrar en tu signo, hace ciento cuarenta y tantos años que no estaba ahí, todos los Piscis sois encarnaciones de Neptuno.

    Durante los próximos doce años, el inconsciente colectivo va a expresar tu signo y va a anhelar lo que significa, y no es sólo confusión o estar en las nubes, también amor incondicional, misticismo, arte… Ojalá el colectivo se llene de empatía y no soporte tanto dolor.

    Un abrazo inmenso. Isabel

    P.D.: Tengo la Luna en Piscis en trígono a Neptuno, por eso me caes tan bien, participamos de la energía Piscis, me siento afortunada de haberte encontrado.

    • Querida Isabel siento una emoción grande , al ver , que tenemos esas conexiones de empatía y sí , yo también y lo pido en mis oraciones , que la energía espiritual se desarrolle en el corazón de todas las mujeres , hombres y niños de la Tierra .
      Y en cuanto a la expresión espiritual y su influencias en las artes , he leído que un lama joven español del que habréis oido hablar hace años , de nombre Osel y al que por medio de una amiga tengo acceso a sus opiniones , quiere hacer películas que conmuevan el interior de las personas , para que desarrollen su potencial interno .
      Por otra parte el monje budista zen Thich Naht Han , reunió y converso con actores de Hollywood , que asistían a sus enseñanzas en su monasterio de Plum Village en Francia ., sobre la importancia de que el beneficio espirítual que estaban recibiendo no fuera estéril y que hicieran partícipes al resto de la humanidad de los beneficios que conlleva la práctica de ” llevar la mente a casa ” en aras de alcanzar calma mental y serenidad , en definitiva un cambio de paradigma .
      Que los hados les sean propicios !!
      Un abrazo muy fuerte Isabel !!! :)

      • Que interesante! Me ha sorprendido que el disco más vendido en EEUU la semana pasada hablaba de Jesucristo, el perdón, etc., más los ejemplos que tu mencionas de Osel y Thich Naht Han, son manifestaciones de esta energía. Es sorprendente.

        Un abrazo grande grande. Isabel

  6. Pues nada nada, a abrocharse los cinturones y que no cunda el pánico, el quiera que cierre los ojos y el que los deje abiertos pues lo verá todo más mejor (!)
    Bueno, y ahora en serio (!) … gracias,, que el que avisa no es traidor,
    abrazo fuerte,,

  7. Querida Pilar!

    Muchas gracias, junto con Mari Carmen compartes energía de este planeta, por las cosas que dices, que cuelgas, por lo que atisbo es tu actividad… Piscis y Neptuno es el amor por excelencia, no estaría nada mal que el colectivo se impregnara de esa emoción, además de todo lo demás que significa este símbolo en cuanto al arte, el pensamiento y el misticismo.

    Un abrazo inmenso. Isabel

  8. Hola de nuevo:

    Un gusto enorme saber que tienes la luna en piscis, yo también . Neptuno y sol en la casa 7, sol en trígono con la luna.

    Bendiciones.

  9. Perdón… en casa 7 tengo venus y neptuno, el sol lo tengo en la casa 6 en trígono con la luna en piscis.

    Gracias por ser luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>