ANCLAJES

Los anclajes son estímulos sensoriales (auditivos, visuales, quinestésicos) que tenemos asociados a emociones, y a través de los cuales se desencadenan procesos internos, un ejemplo muy claro es la música, todos tenemos canciones que nos ponen alegres o tristes según lo que rememoren, otro anclaje que funciona en la mayoría de la gente es la risa porque solemos tenerla asociada a buenos momentos, cuando nos reímos es que “todo va bien“. Si olemos un perfume que nos recuerda algún hecho feliz, nos pondremos en ese estado, hay sonidos, imágenes, sensaciones que nos hacen evocar instantes o personas determinadas, que nos vuelven a un estado positivo o negativo según lo que signifiquen internamente esos estímulos para cada uno.

Sigue leyendo