CÁNCER: Sentir para vivir

Si cogemos un manual de astrología y leemos Cáncer, veremos que suelen hablar de su sensibilidad y empatía, de lo importante que es la familia para este signo, de su mundo interior y la mirada constante al pasado. Así expresado, parece normal ¿verdad?, bueno pues si en mi grupo de amigas no tuviéramos una Cáncer -Sol, Mercurio y Venus allí ubicados-, jamás habría adivinado lo literal que puede resultar todo lo anterior.

Lo de la sensibilidad en su caso es mentira, porque lo suyo se trata de hipersensibilidad, todo lo que ocurre a su alrededor le concierne: si se ríen es por ella, que alguien habla en voz baja ¡de ella! Y yo ¡ignorante de mí! creyendo que el centro del universo era Leo. Bueno y si le hacen cualquier comentario fuera de lo habitual, de forma invariable lo malinterpretaba, sólo para pasarlo fatal, para obsesionarse. Viéndola actuar acudía a mi cabeza la frase de Otelo del ínclito William: “No tienes tu ni la mitad de capacidad de herirme de la que tengo yo de sentirme herido”. En múltiples ocasiones yo le reiteraba que como no cambiase de forma de ser, llegaría el día en que se iba a parecer cada vez más a los manuales, pero de psiquiatría. Además, solía intentar -y lo digo en pasado con total conocimiento porque ya he desistido de mis buenos propósitos- hacerle entender que tanto sufrimiento -ella decía sentimiento- no llevaba a ningún sitio, a ningún sitio agradable, por lo menos. ¡¡Ponía el grito en el cielo!! Con otro “valor supremo” habíamos topado, “el dolor” que para ella era sinónimo del “sentir“. Cualquiera se atrevía a decirle nada, sólo le faltaba ponerle un altar con velas; lo magnificaba, lo idealizaba, y ensalzaba como haría una digna discípula de Sade. A mis amigas y a mi nos dejaba atónitas, y si se nos ocurría, por una tonta casualidad, en realidad por una perdida momentánea de la cabeza, comentar lo más mínimo, nos trataba de insensibles y enfermas. Porque en petit comité les diré, que parecía tener la única concesión del “sentimiento” sin competencia posible.

Les voy a explicar como descubrí otro de los tópicos de este signo, el disfrute que le produce rememorar el pasado. Al poco de conocernos me propuso que fuera un día a su casa, y nos pasáramos una tarde oyendo música, de esa que nos trajera recuerdos. Como Cáncer es un signo que mira constantemente hacia atrás en el tiempo -por eso se relaciona con la historia, la antropología, antigüedades-, pues no me extrañe, me pareció lógico lo de pasarse una tarde evocando momentos pretéritos. Cual fue mi sorpresa cuando vi horrorizada que todos los discos que pinchaba la ponían muy triste, y con total desparpajo desde el primero se puso a llorar, si, están leyendo bien, a llorar. Al tercero entre hipos y suspiros, intentaba contarme no sé que de un novio maravilloso que… ¡desde luego! me decía yo, le debió hacer sufrir “en cantidad”, porque ¡vaya intensidad! la de su llanto. Le pregunte si no tenía alguna canción que le alegrara, yo tenía un montón para ponerme de buen humor. Porque les confesaré que estaba estupefacta y me preguntaba ¿qué maldita gracia encerraba aquello? Pues bien, me miró como si yo fuera una extraterrestre, me dijo que no se encontraba mal, y siguió poniendo música y sufriendo o lo que sea que hiciese mientras lloraba a lágrima viva. Ahí comprendí que Cáncer podría usar como slogan la frase: “sentir aunque sea dolor”. Habrán supuesto que jamás he caído en la tentación de repetir velada musical, a pesar de la insistencia de mi masoquista amiga.

Cuando se enamora, ¡ay, cuando se enamora!, mejor no contarles como se inventa ella sólita la relación. Es capaz de hacer un “peliculón” completo con un chico que haya visto a lo sumo dos veces, igualita que Dante con Beatriz que sólo la vio una vez, -en el puente viejo, por si alguno conoce Florencia- y se escribió la Divina Comedia, ¡anda que si la ve dos veces! Pues ella lo mismo, la dicen hola, y si le gusta el “maromo”, todo lo interpreta a su favor: se levanto de la silla para estar más cerca, le dijo que ojos tan bonitos, cada gesto -de él- está dedicado a mí querida Cáncer, por supuesto. A imaginación de verdad que es difícil competir con ella, se “monta” unas historias sin posibles fisuras, ni contradicciones. Bueno resumiendo, se ve casada, porque antigua tampoco la gana nadie, con hijos, formando una familia ¿qué rige este signo? y viviendo un amor eterno, el veinteavo eterno, pensábamos nosotras, ¡menos mal! que Cáncer tiene buena memoria. Sus amigas lo achacábamos al ramalazo ese de romanticismo que dicen tiene este signo. En realidad le gusta tanto sentir, que si no encuentra objetos de deseo se los inventa. En el fondo nos da un poco de envidia su capacidad de ilusionarse, a nosotras que el cinismo nos invade, a pesar de las decepciones sigue impermeable al desaliento en su búsqueda del amor con mayúsculas.

Sin embargo, es completamente cierto que tiene un trato amable y cariñoso, un poco excluyente porque a veces no nos deja relacionarnos con nadie fuera del grupo, pero es como una gran madre que siempre nos acoge y sabe exactamente como aliviar cualquier dolor. Si tenemos un problema alguna de las que nos considera su familia, es la primera en acudir, sin preguntar, se personifica y te cuida como si fuera tu madre. Y nosotras que somos huérfanas, por una cuestión natural: la edad, valoramos mucho sus cariños y su dedicación, con una sonrisa entrañable te trae lo mismo un “caldito” que te pega un abrazo y te dice lo mucho que “vales niña“. ¡Ah, me olvidaba!, la familia, otro tópico de este signo, resulta en mi amiga pura literalidad, por cierto. Es imposible hablar con ella veinte minutos seguidos, sin que mente algún miembro de su clan, para bien o para mal, depende de su humor, de su estado de ánimo. Nosotras a estas alturas todavía no sabemos si quiere u odia a su madre, y la conocemos hace treinta años.


10 pensamientos en “CÁNCER: Sentir para vivir

  1. Conozco a dos de cancer un hermano y una amiga. y no los relaciono mucho con esa sensibleria … pero bueno la procesión irá por dentro.. me alegra leerte y hasta pronto !!

  2. Hola Chus!!!

    Son pequeños retratos con humor, está claro que no existen Cáncer puros, con los diez planetas en ese signo, hay mucho tipos de Cáncer, de hecho es el signo con mayor número de variables, por eso dicen que es muy cambiante -como las fases de la luna- y eso ocurre, porque es el único signo del zodiaco que puede tener el dispositor -la luna- en cualquiera de los otros doces signos.

    Gracias por leerme. Un abrazo. Isabel

  3. Me ha hecho mucha gracia yo tengo ese cáncer en la casa VIII, y algunas cosas si que son, tengo muy buena memoria para lo bueno y malo con mi de la consabida casa y luego están las películas que te montas.

    Es un rato de aire puro y humor cuando te leo.

    Gracias sigue

  4. Muchas gracias y me alegro, sólo es una pequeña caricatura con cariño, que no nos falten ni los cáncer ni el sentido del humor.

    Un fuerte abrazo. Isabel

  5. Hola! me ah gustado mucho como has tratado de explicar la personalidad del signo por medio del retrato, lo eh disfrutado
    Yo soy cancer y la verdad es que eso de las historias es mas como el querer vivir en un sueño, yo en lo personal disfruto mucho soñando con el pasado, el presente y el futuro, hay dias que despierto y me quedo en cama intentando revivir cada sueño que logro recordar, sea bueno o malo, creo que eso es a lo que te refieres con querer sentir aunque sea dolor
    Soy melancolica pero la verdad es que lo disfruto, es dificil explicar como el llorar te ayuda a sentirte mejor
    Y si, creo que somos de caracter muy cambiante, hasta eh sentido que llego a ser bipolar
    Y te aseguro que asi como aun no logras comprender muchas cosas de tu amiga, ella tampoco termina de conocerse

    Saludos!!! :)

  6. Muchas gracias querida Priscila!

    Nadie como un Cáncer para comentar este artículo, me alegro que te haya gustado y te agradezco que me lo hayas comentado.

    Un gran abrazo. Isabel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>